Cómo Escribir una Carta de Presentación Cautivadora


El 80% de las personas que se postulan para un puesto vacante solo se limita a enviar su currículum vitae a una dirección estipulada. Olvidan, o simplemente desconocen, la importancia de presentar su persona bajo las pautas de una carta de presentación.

La recomendación de los reclutadores de personal es que, siempre que sea posible, se anexe una carta de presentación a un currículum vitae. El motivo subyace al incremento de las posibilidades de sobrepasar la primera criba de personal. Si solo un 20% de los postulantes se tomara el trabajo de enviar este tipo de documento adjunto, sería fácil ver la importante ventaja que esta acción les otorga.

A través de una carta de presentación se consigue reclamar y captar la atención del reclutador hacia los detalles que realmente te interesan destacar. Te preguntarás ¿Es realmente seguro que alguien lea la carta? No, sinceramente no hay certeza sobre la metodología que utilice el reclutador para cada selección de personal, pero vale la pena intentarlo porque incrementa el interés del encargado y lo hace resaltar frente a otros más simples

Estructura de una carta de presentación

Para resumir los datos sobre la distribución con la cual las cartas de presentación se establecen, debemos mencionar y prestar especial atención a las siguientes partes:

  • Encabezado
  • Primer párrafo (entrada)
  • Cuerpo
  • Conclusión

Encabezado

En la derecha del espacio de trabajo deberá aparecer tu nombre, apellido, email y teléfono. Hacia el margen izquierdo, se deberá escribir el nombre del reclutador o la persona a la cual se dirige la carta.

Entrada

En este primer párrafo, especificar el motivo por el cual se escribe la carta se imprescindible. No hay que olvidar mencionar cómo te enteraste de la existencia de esta empresa y del puesto vacante. Luego de esto se debería proseguir con algún comentario que tengas en mente, claramente positivo, acerca de la empresa.

Cuerpo

En este apartado deberás exponer por qué piensas que eres el indicado para ocupar dicho puesto. En esta parte se agregan datos sobre la trayectoria profesional y académica que ayuden a probar que realmente estás calificado para ocupar la vacante.

Un buen truco, es conocer en profundidad los tópicos sobre los que actúa la empresa, qué precisa y cuáles son sus objetivos con el fin de poder relacionar cualquier logro que hayas tenido en relación a estas esferas.

En resumidas cuentas esta parte debe contenener:

  • Las principales habilidades que posees y quieres promocionar
  • Por qué tus características profesionales y académicas te convierten en la opción adecuada para ocupar el puesto
  • Otros conocimientos que se relacionen con las tareas a desarrollar

 

Cierre

En esta última sección, se deberá recalcar el interés que tienes por ocupar el puesto. También debe servir como fuente de previsibilidad sobre tus próximos pasos. Un buen ejemplo de este caso sería, “me contactaré con usted mañana por teléfono. Espero que pronto se pueda concertar una entrevista”.

Por último, un pequeño agradecimiento y aclarar que se adjunta un currículum vitae.

9 consejos para hacer más efectiva tu carta de presentación

  • Siempre que sea posible, dirigir la carta a quien sea el responsable del reclutamiento y evaluación de personal para el puesto vacante. Es cierto que es difícil obtener el nombre del mismo pero podrías enviar la carta a nombre del posible futuro jefe.
  • Mencionar detalles interesantes de la empresa, sus causas, logros, etc. Debes incluir aquellos que realmente te parecen interesantes. Siempre realiza una investigación sobre la misma. Muchos cometen el grave error de utilizar frases como “me interesa formar parte de esta gran empresa de proyección internacional” cuando en realidad están aplicando para una pequeña empresa local. Cometer ese error bastante desconsiderado por la falta de conexión con la realidad de la firma, significa pasar a ser totalmente descartado del proceso de selección.
  • Mantener un lenguaje simple El mensaje debe llegar de forma clara y concisa. Evita frases o palabras sofisticadas.
  • No exagerar las habilidades que se poseen. Debes indicar tus fuertes pero sin parecer un engreído.
  • La ortografía y la gramática deben ser excelentes
  • Finalizar la carta con una afirmación sobre el siguiente paso que darás. Toma la iniciativa de solicitar una entrevista, siempre que sea en buenos términos y no implique la invasión del trabajo de otra persona.
  • No escribir más de dos o tres párrafos de unos cuatro renglones como máximo.
  • Almacenar copias de cartas y CV que envíes a diferentes empresas. Si te llaman para una entrevista debes saber muy bien qué dijiste.
  • Al enviar un CV por email la carta de presentación se debe escribir en el cuerpo de mensaje El único archivo adjunto debe ser el currículum vitae.