✅ Carta de Recomendación

A veces, los largos y pesados procesos de selección para conseguir un trabajo pueden decantarse por un pequeño detalle. La carta de recomendación puede servir para acompañar tu CV y para remarcar la buena percepción de la persona recomendada.

A continuación, te hablamos de sus principales secciones. Te mostramos los puntos más importantes a la hora de hacer una carta de recomendación, tanto dentro del ámbito académico como del laboral.

¿En qué consiste la carta de recomendación?

Dentro del ámbito laboral, las cartas de recomendación constituyen un tipo de documento que sirve para identificar las capacidades laborales de la persona. Un elemento que complementa el CV o ‘curriculum vitae’.

Si el CV ofrece información alrededor de la formación y la experiencia del candidato. La carta ayuda a desarrollar una descripción de las capacidades y habilidades de la persona. Cada detalle es importante dentro de los procesos de selección. Por eso, en algunos casos el CV no ayuda a diferenciar claramente las cualidades laborales y humanas del candidato.

La carta de recomendación, generalmente, recoge detalles importantes sobre la trayectoria a nivel profesional del individuo y describe los habilidades que tiene a la hora de trabajar. Por este motivo, normalmente, las cartas de recomendación las escriben los antiguos jefes del candidato.

A continuación, sabrás cómo se redactan las cartas de recomendación. A pesar de que las cartas de recomendación normalmente se escriben dentro del mundo laboral, igualmente hay cartas de recomendación que se escriben específicamente para el ámbito académico. Es muy importante acompañarla de un buen formato de curricum. Uno de los modelos que mejor se adaptarían es el modelo de curriculum elegante.

Las 5 secciones principales de las cartas de recomendación

carta-recomendacion

Estas cartas son habitualmente documentos formales que, independientemente de si se han escrito con un estilo más o menos formal. Tienen que tener siempre unas determinadas secciones.

1. La identificación

La persona que escribe la carta puede ofrecer más detalles sobre quién es, pero es necesario que el documento esté encabezado primero por una identificación de la persona emisora de la carta, la que nos hace la recomendación, donde encontremos su nombre, su cargo, la empresa en que trabaja y la fecha de redacción del documento.

2. La cabecera

Se trata también de una sección de gran relevancia, porque indica a quién se dirige el documento. Consta, básicamente, del nombre del destinatario, la empresa en que trabaja y el cargo que ejerce.

En caso de que enviemos la carta a más de una persona o si no disponemos de la información necesaria sobre la persona destinataria, podemos optar por una fórmula como ahora «A quien corresponda» o bien «Queridos señores».

3. El contexto

En primer lugar, puedes empezar por llevar a cabo el desarrollo de la identidad de la persona que recibe la carta. Las presentaciones ayudan a introducirnos y a conferir el peso de la autoridad y el cargo. Ahora bien, en el cuerpo del contexto se tiene que describir sobre todo las habilidades a nivel profesional y las cualidades humanas de la persona recomendada, mirando de encontrar un buen equilibrio y formalidad.carta de recomendación

Igualmente, el emisor del documento puede hablar de su experiencia a la hora de trabajar con la persona recomendada, hablando de las funciones que llevó a cabo y remarcando sus habilidades más destacadas, que la hacen ser especial y destacar entre el resto de personas candidatas.

Es importante mirar de no caer en excesos y, en cambio, resulta muy provechoso poder enmarcar los capacidades del candidato dentro de las necesidades que tiene la empresa nueva donde pretende entrar.

Para acabar, se puede complementar el contexto a través de varias cualidades humanas como por ejemplo la disciplina, el trabajo en equipo, la motivación, el compañerismo, la energía, etc.

4. La recomendación

El objetivo de la carta es recomendar y no suplicar. No tendría que ser excesivamente extensa ni manifestar una vehemencia muy pronunciada. En un solo párrafo, es necesario que se valore la idoneidad del lugar de trabajo para el candidato que se recomienda, para conseguir que lo contrate la otra empresa.

5. La despedida y el contacto

Además, es necesario que la despedida sea breve y formal. A la hora de despedirse, es interesante proporcionar algún dato de contacto, como por ejemplo el correo electrónico o el teléfono.

Ponerte a disposición de la persona que leerá la carta por sí tiene alguna pregunta sobre la candidatura siempre es una buena señal, que denota profesionalidad y proximidad. Finalmente, es importante recordar firmar la carta.

Y por supuesto recalcar que no es malo ni abusar de confianza pedir una carta de recomendación. Debes de estar seguro que si crees haber hecho un buen trabajo y haber cumplido con tus tareas está bien visto pedirla. Es importante dejar los trabajos de buenas maneras. Nunca se sabe si podrías necesitar esa referencia en un futuro. Por eso es importante hacer bien los cambios de empleo respetando los tiempos acordados en los contratos, aunque es cierto que no siempre se puede irse bien de una empresa. Siempre hay que intentarlo

Una vez tengas claro los conceptos de la importancia de la carta de recomendación para un empleo, deberías de preocuparte por hacer una carta de presentación.