4 beneficios del coworking y 6 cosas que jamás debes olvidar

Muchas oficinas o bares de moda hoy en día tienen hermosos lugares de coworking donde puedes trabajar fácilmente todo el día. Ideal para autónomos, pero sin duda también para empleados que a menudo están de viaje o que tienen un «brecha» entre dos citas. O para el empleado que quiere romper con la aburrida rutina de la oficina. En cada gran ciudad tienes algunos lugares de coworking geniales y a continuación te mostraremos 4 beneficios del coworking.

4 beneficios del coworking

1. Toma el control de tus descansos y prioridades

Por supuesto, la intención es que trabajes en un lugar de coworking. El hogar es solo el hogar y la oficina es solo una oficina. Si estuvieras trabajando desde casa, solo pensarías en las tareas del hogar que aún te quedan por hacer.

En una oficina, a menudo tus colegas te molestaban inconscientemente. Pequeñas preguntas que requerían una respuesta inmediata y es allí donde nace el coworking, para poder trabajar en un lugar donde tienes más control sobre tus horas, descansos y prioridades.

2. Aportaciones creativas de extraños

Es común, sobre todo en los freelancers, trabajar solo. En este caso, en los lugares de coworking puedes sentir que tienes compañeros de trabajo. Personas a las que puedes preguntar algo, probar ideas o simplemente participar en una agradable charla.

sigue leyendo:  ¿No estás de humor para trabajar? Estas son las causas

Como empleado, naturalmente tienes a tus colegas con quienes puedes hacer eso. Pero la experiencia nos enseña que recibes muchos aportes creativos de personas que no conoces (bien) o que no trabajan en la misma industria o sector. Por lo que el coworking también ayuda a los empleados con el desarrollo de sus proyectos.

3. No te molestan continuamente

Podrás notar que eres mucho más productivo en un lugar de coworking y que trabajas de manera mucho más eficiente. Esto es uno de los beneficios del coworking y seguramente se debe al entorno social o la presión. Constantemente tienes la idea de que la gente puede mirar o leer y luego no quieres perder el tiempo con Facebook.

Lo mismo es cierto en una oficina, por supuesto, pero aquí es donde las rutinas se deslizan eventualmente. No ser molestado todo el tiempo también ayuda, por supuesto.

4. Trabajo en red

Como empleado, es genial trabajar en un lugar de coworking de vez en cuando. La diversidad de ubicaciones es uno de los beneficios del coworking no solo es buena para tu productividad, sino que también brinda oportunidades para establecer contactos.

Llegas a conocer a otras personas, lo que puede dar lugar a nuevas colaboraciones o asociaciones. Esto se aplica a los autónomos, pero también a las personas que trabajan para un jefe.

6 cosas que no debes olvidar cuando empiezas a coworking

Si vas a trabajar en un lugar de coworking, tienes que pensar un poco más sobre lo que vas a hacer y cómo lo abordarás. Tienes que asegurarte de tener todo lo que necesitas contigo para que puedas ser realmente más productivo que en la oficina. Cuando tienes las herramientas adecuadas a mano, puede trabajar desde casi cualquier lugar.

sigue leyendo:  10 preguntas que te harán reflexionar sobre tu felicidad en el trabajo

1. Computadora portátil

Como trabajador en un espacio coworking, necesitas una computadora portátil para poder trabajar en cualquier lugar. Una conexión a Internet es útil, pero no siempre está disponible. Asegúrate de que tus tareas estén divididas en trabajo en línea y fuera de línea.

Las tabletas son cada vez más populares y útiles para consumir información. Sin embargo, trabajar con programas y archivos en más complicado en una tableta, especialmente si deseas la misma eficiencia que en tu computadora portátil.

2. Gestión de cables

Una computadora portátil y un teléfono inteligente también significan no olvidar su cargador. Tener varios cables de alimentación no es un lujo innecesario, por lo que debes mantener siempre uno en tu bolso.

Los otros cables (auriculares, conector para el proyector, etc..) se guardan mejor en una bolsa de plástico o una bolsa de gel de sílice que absorba toda la humedad. Estas bolsas se pueden encontrar en casi todos los envases de un dispositivo electrónico.

3. Copias de seguridad

Una copia de seguridad regular es como un seguro. Cuando tienes que pagar la póliza te preguntas por qué. En el momento en que lo necesitas, besas ambas manos.

Dropbox y Sugarsync son dos servicios que facilitan el cuidado de tus copias de seguridad automáticamente. Además, también son útiles para compartir y colaborar en documentos con colegas. Una copia de seguridad automática como Time Machine de Apple también es una bendición.

4. Auriculares

La conversación o la música pueden interrumpir por completo tu concentración. En un espacio de coworking, es posible que necesites un par de auriculares para mantenerte concentrado. O si quieres ver algo en Internet con sonido, no molestarás a tus compañeros de trabajo gracias a los auriculares.

sigue leyendo:  5 señales para reconocer a un mal reclutador

5. Papel

Siempre ten papel a donde quiera que vayas. Piensas fuera de tu cabeza y el papel sigue siendo el mejor medio para eso.

6. Agua

Para mantenerse enfocado, tu cerebro necesita agua y aire. Una botella de agua en tu bolso, bien cerrada, le vendrá como un regalo del cielo. En cada lugar de coworking puedes obtener fácilmente la cantidad de agua necesaria por una tarifa.