5 mitos profesionales que no deberías tomar en cuenta

Honestamente, no todos los consejos profesionales valen oro, simplemente porque ya no es 1999 y los tiempos están cambiando. Pero también porque son ideas que han cobrado vida de forma equivocada o porque la vida no es tan en blanco y negro como estas letras en papel digital. Conoce los mitos profesionales que no deberías tomar en cuenta.

Un consejo podría funcionar perfectamente para una persona, pero, para otra, ser totalmente erróneo. Vamos a aclarar las cosas: creemos que estos 5 mitos profesionales pueden ir directamente a la basura.

1. Tienes que conocer a alguien para entrar en algún lugar

¿Sabías que la importancia de una línea en la organización ha disminuido de un 51% a un 31%? Esto se desprende de la investigación de Jobvite (2021). No nos malinterpreten, ser recomendado por alguien sigue siendo una ventaja.

Alguien puede decir exactamente cuáles son tus habilidades y capacidades y recomendarte como una persona leal y confiable que encaja exactamente con la organización. Pero, ¿Deberías perder la esperanza si no conoces a nadie en la empresa? Ciertamente no.

Hace años, esto parece haber hecho que tu oportunidad de conseguir el trabajo sea mucho mayor que en la actualidad. Sin embargo, ahora entran en juego otros factores en el proceso de solicitud.

Piensa en reunir una fuerza laboral diversa (las recomendaciones personales a menudo dan como resultado un grupo de personas con los mismos antecedentes) y el alcance de una vacante que puede generar mucho alcance entre otros candidatos adecuados a través de la presencia en línea.

sigue leyendo:  ¿No estás de humor para trabajar? Estas son las causas

2. Tu currículum debe tener 1 página

Muy a menudo lo leemos en otros sitios de carreras: el currículum debe tener solo una página. Por supuesto, no debería ser un libro de 100 páginas, pero es mejor difundir el curso de tu carrera de manera clara en un currículum de dos páginas que meter todo en una sola página o eliminar información importante.

Presenta tus conocimientos, habilidades y experiencia y destaca los hitos que te reflejan como profesional en tu campo. Solo tiene un momento para dar una buena primera impresión, así que haz todo lo posible (con moderación).

3. Las cartas de presentación no se leen

¿Todos los reclutadores leen tu carta de presentación? No, eso no. Escanean en función de tu currículum y/o perfil de LinkedIn y, si eres un candidato adecuado, (tal vez) leen tu carta de presentación para conocerte más a fondo.

Seis de cada 10 aspirantes ya omiten la letra estos días. Algunas empresas ni siquiera tienen que hacerlo, pero nuestro consejo es mostrar tu buena voluntad y motivación con una carta de presentación.

¿Por qué? Puedes fortalecer la primera impresión al vincular tu experiencia y conocimiento con las cualidades que buscan en el candidato.

4. Tienes que visitar espontáneamente la empresa o agencia de empleo

El número cuatro de los mitos profesionales es en su mayoría simplemente anticuado. En el pasado, a menudo se aconsejaba a los buscadores de empleo que visitaran de manera proactiva las agencias de empleo o incluso las empresas para ponerse en contacto con los reclutadores y los gerentes de recursos humanos.

Es posible que puedas imaginar cuán ansioso está alguien por conocer a alguien inesperadamente, cuando tiene que trabajar en ese plazo o tener una entrevista con otro candidato en cinco minutos.

Nota: No estamos diciendo que no puedas ponerte en contacto con el reclutador o la persona de contacto de la empresa por adelantado, pero sí que, en caso de hacerlo, sea de la manera correcta para no romper tus propias ventajas. ¿Tienes dudas sobre el puesto o vacante? Coge el teléfono para preguntarles.

5. Debes hacer lo que te gusta

De acuerdo, esto suena como una opinión impopular, porque por supuesto todo el mundo finge hacer lo que le gusta. Estamos parcialmente de acuerdo, porque, claro, tienes que hacer que ganar dinero sea divertido.

sigue leyendo:  4 beneficios del coworking y 6 cosas que jamás debes olvidar

Es una pena hacer algo que no te gusta, especialmente si vas a pasar tanto tiempo haciéndolo. Encuentra algo que te guste y encuentra tu máxima felicidad en el trabajo, pero también haz algo adicional.

Una trampa de hacer de tu pasión tu trabajo es que pierdes la relajación. ¿Estás construyendo un negocio real en torno a tu pasión o pasatiempo o encontrarás un trabajo en él? Eso está bien, pero no olvides el equilibrio. También necesitas otras cosas para cambiar tu mente. Encuentra otro deporte, pasatiempo o actividad que no te haga perder el equilibrio.

Nota: no tomes todos los consejos profesionales como la única verdad absoluta. Hay muchos mitos profesionales que no deberías tomar en cuenta y que seguramente no funcionaran para ti.