¿Cuándo es un buen momento para cambiar de trabajo?

¿Cuándo es el momento de un cambio de carrera? ¿Y cuándo vas a dar ese próximo paso? Donde antes era importante un trabajo para toda la vida, ahora es diferente. Un empleador o trabajo diferente cada pocos años es completamente normal. Después de todo, siempre queremos desafiarnos a nosotros mismos y crecer. Por ello, conoce ¿Cuándo es un buen momento para cambiar de trabajo?

Cambiar de trabajo se ha vuelto cada vez más normal. Por otro lado, también puede ser emocionante hacer una elección diferente. ¿Deberías estar contento con lo que estás haciendo ahora? Tal vez te preguntes si es la elección correcta.

En este artículo, aprenderás cuándo SÍ tienes que cambiar de trabajo y cuándo NO es el momento de hacer un cambio en tu carrera. De esta manera usted puedes hacer una elección informada.

No quiero ir de un lugar a otro

Seis de cada diez millennials están abiertos a un nuevo trabajo y más de 1/3 seguramente cambiará de trabajo el próximo año. Los millennials hacen este trabajo saltando porque están constantemente pensando en lo que realmente quieren.

Y así surgen dudas sobre si no deberías hacer otra cosa. Tal vez deberías ir a trabajar a una buena cafetería, para que puedas pensar en ello en paz. Es súper agotador y frustrante cuando estás haciendo esto todo el tiempo.

sigue leyendo:  ¿Cómo encontrar trabajo después de los 40?

Infeliz

En el momento en que no estés satisfecho con tu trabajo, cambia. No te dejes frenar porque puedes estar ganando menos dinero en otro lugar. O porque tienes miedo de que el paso no sea el adecuado.

Nota: En definitiva, tu felicidad es lo más importante y el único que tiene la responsabilidad de ello eres tú. Eres el único que puede tomar la decisión de volver a ser feliz. Así que elige tu propia felicidad sobre tu trabajo.

¿Cómo saber si no estás contento en el trabajo?

Te mostraremos brevemente 3 aspectos que sin duda alguna son un indicador de que no eres feliz en tu actual empleo.

  • Renuencia

Cuando por lo general vas a trabajar de mala gana. No solo una vez, porque a todos nos pasa eso de vez en cuando. En el momento en que pasas más días de mala gana que con placer, ya no eres feliz en tu trabajo.

  • Preocupación

El momento en que te preocupas mucho por tu trabajo y te causa estrés, esa es una señal clara. Nuestra felicidad disminuye drásticamente cuando nos preocupamos y experimentamos estrés.

  • Impacto en tu vida

Si tu trabajo tiene un impacto negativo en el resto de tu vida, no es una buena señal. Por ejemplo, porque ya no tienes energía para tener una buena cena con tu amante. Otro ejemplo es que te sientes tan frustrado y agitado emocionalmente que tu estado general es mucho menos feliz de lo que podría ser. Entonces ¿Cuándo es un buen momento para cambiar de trabajo? si no está satisfecho con su trabajo: cambia.

No puedes desarrollarte más

Lo mismo aplica si notas en el momento que quieres seguir aprendiendo. Quieres desarrollarte más y aprender cosas nuevas, pero no hay espacio para esto en tu trabajo. Como resultado, tu desarrollo se detiene, tu potencial no se usa y tu impulso se frena.

sigue leyendo:  Consigue empleo gracias al networking

En el momento en que ya no veas oportunidades de crecimiento en tu trabajo, es hora de buscar otra cosa. Si no haces esto, el agotamiento o el aburrimiento estarán al acecho.

Sin energía

Una de las cosas que a menudo se olvida es nuestro nivel de energía. Puede ser que tu trabajo requiera tanta energía que nunca estés completamente lleno de energía y todavía te sientes cansado después de una larga noche.

O que después de un día de trabajo solo quieres tumbarte en el sofá. Ya no tienes energía para cocinar o hacer nada. En ese momento el trabajo te cuesta tanta energía que ya no vale la pena seguir trabajando allí. El impacto en tu vida es entonces demasiado grande.

Conflictos con otros

Además, hay otros aspectos cuando cambiar de trabajo es una buena idea. Por ejemplo, si tienes conflictos en el trabajo, que ya no pueden resolver juntos. Piensa en colegas que siguen cotilleando y ya no puedes ser tú mismo. O un gerente que no quiere lo mejor para ti, para que siempre seas la víctima.

Estas son señales claras de que es buen momento para cambiar de trabajo. Un trabajo donde eres apreciado, visto y escuchado.

Para pagar tus cuentas

Pasamos una media de 90.000 horas a lo largo de la vida en el trabajo. Si inviertes todo ese tiempo en un trabajo que en realidad no te gusta, pero que te hace ganar un buen dinero, esta no es una buena razón para no cambiar de trabajo. El dinero que obtienes del trabajo no debería ser una razón para ir a trabajar.

sigue leyendo:  Networking: la herramienta más eficaz para buscar trabajo

Por supuesto, como todos los demás, deseas poder pagar tus facturas. Y tener un trabajo es lindo, pero con tantas horas que estás trabajando, lo más importante es obtener satisfacción, desafío y energía de tu trabajo. Así que no lo hagas por el dinero.

Los demás y sus expectativas

Puede ser que los demás tengan expectativas de ti. Pagando las cuentas, enorgulleciendo a la familia del éxito que tienes en tu trabajo, siendo un factor estable. Todas las razones que otros te dan para no cambiar de trabajo no importan.

Esta es tu vida, y es tu trabajo, donde tienes que pasar muchas horas. Debes estar feliz por eso. Si otros te impiden dar un paso, simplemente ignóralos. No se trata de las expectativas de los demás, se trata de tu felicidad.